viernes, 13 de julio de 2018

- Ruta del Castillo de Oreja



Track de la ruta.

A veces me gusta descubrir nuevos lugares, cercanos y que te sorprenden, por la historia que la misma conlleva y por el paraje natural por la que se transita.
No me he tenido que ir muy lejos, y siempre tengo en la manga, rutas cercanas por donde adentrarme y llevarme alguna que otra sorpresa.
Para esta ocasión, mi primo Carlos y su hijo Dani van acompañarme, en esta nueva aventura y he de decir, que tuvimos nuestros momentos, algunos muy graciosos.
La ruta comienza en Aranjuez, bien desde los Jardines o a orillas del Soto del Puente de la Reina, en cuyo margen hay un merendero donde aparcar fácilmente el vehículo.
La mayor parte de la ruta transita por amplio camino. Bordeamos por detrás el merendero, para seguir un camino paralelos a la Canal de Agua de las Aves.
Llegados a un cruce, cruzamos la canal de agua hacia la casa de la Monta. Construido por Carlos III, en el siglo XVIII albergo las caballerizas reales. Hoy en día está en desuso y abandonado.
Atrás dejamos las caballerizas, y proseguimos por el camino que va de Aranjuez a la Barca…Una pista interminable en la lejanía.
Aparcamiento, en las inmediacciones del merendero.
Camino de la Canal de las Aves.
Camino de la Canal de las Aves.
Camino de la Canal de las Aves.
Casa de la Monta, caballerizas reales.
La pista nos lleva directos a pie del Castillo de Oreja, mientras nos aproximamos a nuestra izquierda sale un camino hacia la Playa de la Pavera y el Azud del Embocador, y un poco más adelante al margen derecho la Ermita de Sotomayor, ambos lugares los visitaríamos en nuestro regreso.
Mientras extensos campos de cultivo abarca todo el Soto, Trigales y Maizales abarcan el paisaje. La pista sigue hacia la casa del Soto, en la ribera del Tajo. Dando paso a extensos campo de cultivo de Ajo, donde la maquinaria agrícola está en plena temporada con la recogida…
Al fondo se distingue la Torre del castillo. Pequeñas sendas asciende al mismo, nosotros antes de llegar, tomamos una pequeña senda marcada con hitos, que se introduce entre la vegetación hacia la Jabonera, bordeando la fortaleza por detrás.
Camino de Aranjuez a la Barca, en recuerdo a los caídos en la Guerra civil.
Hacia el Castillo de Oreja.
 El castillo de Oreja se asienta sobre un risco, cuya zona era conocida por los romanos como “Aurelia”. Pero la fortaleza se erigió en torno al siglo IX, por los musulmanes así como una pequeña población, que estaba bajo su protección.
Durante el siglo XII, las incursiones cristianas fueron en aumento y la fortaleza pasa de unas manos a otras. Un enclave fronterizo de la provincia toledana, y de gran valor estratégico, donde finalmente Alfonso VII de León, con tropas Astur-leonesas, gallegas, extremeñas y toledanas, asediaron la fortaleza, conquistándola definitivamente.
En la Baja edad media, la plaza se encomendó a la orden de Santiago…Con el paso del tiempo, y su situación en una zona abrupta y de poco servicio acabo en desuso.
Pero aún asi, la pequeña villa quedó en pie en el siglo XX y finalmente sus últimos pobladores lo abandonaron en el año 1.959.
La villa de Oreja, consta de pequeñas casas abandonadas, la escuela, pequeñas bodegas, etc…
Nos adentramos por el interior de la vieja torre, en estado ruinoso y con cuidado. La misma ha atraído a personajes de lo esotérico, con grabaciones de psicofonías por su entorno.
El emplazamiento ofrece a sus visitantes, una gran panorámica de los campos del Soto y del río Tajo.
Nuestro retornar, lo haríamos de manera lineal.
Dejando el camino atrás, tomamos una pequeña senda marcada con hitos hacia el Castillo.
Ascenso al Castillo de Oreja.
Ascenso al Castillo de Oreja.
Ascenso al Castillo de Oreja.
Castillo de Oreja.
Castillo de Oreja.
Castillo de Oreja.
Castillo de Oreja.
Villa Antigua.
Villa antigua.
Pueblo de Oreja, villa nueva.
Pueblo de Oreja, villa nueva.
Pueblo de Oreja, villa nueva.
Pueblo de Oreja, villa nueva.
Bordeando el Castillo.
Retornando, campos de Ajos.
Acercamiento a la Ermita.
Ermita de Sotomayor.
De regreso por la amplia pista.
El Azud del Embocador.
Por senda, paralelos al río Tajo.
Dejando atrás la Playa de la Pavera.
El acercamiento a las orillas del Tajo, por una pequeña senda, era intransitable y seguimos por la pista hacia Aranjuez. Antes visitaríamos, la Ermita y el Azud del Embocador, comiendo finalmente en el merendero.
Una ruta más, por parajes naturales de la Comunidad de Madrid, más desconocidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario