jueves, 19 de julio de 2018

- Los Amanaderos y cascadas del Ríodeva.

Track del recorrido.
Información del Recorrido y su entorno.


Riodeva, uno de los reductos más importantes a cuanto a fósiles y del Jurásico. No puede faltar en tu visita, conocer Titania os sorprenderá.
Después de recorrer las casa-cueva del Barrio de las Minas, mi siguiente ruta me va a cercar a contemplar los Amanaderos y cascadas de Ríodeva.
Y la misma comienza desde el mismo pueblo y hay indicaciones hacia los Amanaderos. Hay también varias rutas para practicar BTT. Un entorno cargado de diversas actividades al aire libre, desde barranquismo, escuelas taller. Mientras comenzaba mi aproximación al aérea recreativa de Riodeva, me sorprendió observar varios grupos de niñ@s, distribuidos en varios puntos llevando varias actividades, desde la agricultura, el senderismo…Un lugar ideal, para estar en conexión con el medio natural y la tierra.
La ruta circular, es recomendable iniciarla primero hacia el barranco y el sendero del Ríodeva, para descender por pista hacia el pueblo. Yo consciente de ello, la realice a la inversa para meterme más caña, y reconozco que me arrepentí más tarde. Hoy no era el día para ello, altas temperaturas y 6 km de pista cuesta arriba, sin sombra y con pendientes más fuertes en algún tramo, me hizo sudar lo suyo. Y tire a base de bien, pero muy sufrible fue. La ruta circular se suele realizar entre 5 y 6 horas, con paradas.
Mi andadura transita por el camino de los Arcos, en dirección a la Romera. La ruta lleva directo a los Amanaderos, para acortar el camino, hay una senda (marcada) que sigue una canalización del agua.
Se llega de nuevo a la pista, donde desciende, hacia los Amanaderos.
Descendiendo por carretera hacia el área recreativa.
Hacia el área recreativa y comienzo de la pista de los Arcos hacia los Amanaderos.
Hacia el área recreativa y comienzo de la pista de los Arcos hacia los Amanaderos. 
Camino de los Arcos hacia los Amanaderos.
Una mirada atrás, hacia el pueblo de Riodeva.
Una mirada hacia atrás del camino de los Arcos.
Desvío por senda, que ataja el camino principal.
Retorno de nuevo al Camino, hacia los Amanaderos.
Camino hacia los Amanaderos.
Amanaderos de Riodeva.
Amanaderos del Riodeva.
Amanaderos del Riodeva...
El entorno cargado de vegetación, es un extenso bosque de pinares, por donde manan y confluyen diferentes fuentes de agua, los Amanaderos.
Y la parte más espectacular y hermosa de la ruta, se lleva a cabo por la senda muy marcada y balizada (GR-8), por el agreste barranco de aguas claras del Ríodeva.
Después de un buen relax, por los alrededores, queda lo más emocionante de la ruta, descender la senda del barranco del Ríodeva.
13 saltos y cascadas, me esperan en mi descenso. El barranco es un ejemplo, de la erosión del río, el clima… a lo largo de millones de años, con formaciones de Tobas y Travertinos, de Rodenos formados por el afloramiento de arenisca roja de la época triásica (240 millones de años), Dolomías, etc...
Adornado por una exuberante vegetación, de pino Laricio y Carrasca, de Enebros, Sabinas el Rosal Silvestre, y su característico bosque de ribera de Chopos y algunos Sauces.
Un paraje de alto valor natural, de múltiples sensaciones…interpretaciones...
La primera parte, desciende entre la frondosa vegetación, por pasarelas de madera y escaleras, donde el barranco está más encajonado, y contemplar el Salto de las Yeguas y el de las Ninfas.
Un entorno donde griegos y romanos y posteriormente celtas, describían y contemplaban a las Ninfas o Hadas, por el lugar.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
La senda, estrecha pero muy marcada, prosigue hacia el pueblo, con pequeñas desviaciones indicadas para observar las cascadas, como el Salto Polaina, el Salto de la Virgen Blanca, Los Saltos de los Carlistas, el Salto de Pedro Pérez, el de Montereta con su molino restaurado.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Un paisaje envidiable, con pequeños puentes para cruzar el río, otros por pasos de rocas, en mi descenso hago una breve parada y busco entre sus aguas claras, el sitio ideal para llenar mi cantimplora, y refrescarme un poco. La senda termina en un camino, que lleva directo al pueblo, en la cercana Ermita de la Virgen.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
Senda de las cascadas del Riodeva.
 Una buena ruta, para descubrir su encanto y belleza.

lunes, 16 de julio de 2018

- Ruta del Gigante, las Ranas y el Azufre.



Track de la ruta.

Descripción de la ruta.

Mi siguiente ruta, más desconocida me acerca a un lugar que seguro que os va a despertar el interés.
Dejando atrás el pueblo de Libros, por la N-330, prosigo hasta un cruce que me lleva por una carretera local a Riodeva (señalizado) por la TE-6012.
La carretera va ascendiendo entre los parajes serranos, y pasado el km 4 en lo alto, hay un pequeño cartel de madera que indica el Barrio de las Minas. Hay 2 aparcamientos, bien señalizados, uno al lado de la carretera y otro entre las ruinas del pueblo.
Aparco el vehículo en el primero de ellos, donde hay un cartel ilustrado que te informa de la ruta en sí. Es una ruta corta de 3 km, pero si se quiere proseguir por el entorno de la antigua mina por camino y ver el paisaje de la vertiente contraria, hay que añadir 1 km más.

El Dino característico, de la entrada a la antigua explotación minera.
Aparcamiento en el interior del pueblo.
Me acerco por camino primero hacia las ruinas del antiguo pueblo, pequeños vestigios de su antiguo y floreciente pasado. Antiguas fábricas y almacenes derruidos, hay unas placas metálicas que te guían por el entorno. Un pasado minero, perteneciente al pueblo de Libros donde se extraía el Azufre. Un elemento químico necesario para la creación de fertilizantes, pólvora, laxantes, fosforo, etc…
Comenzó en el siglo XVIII su explotación cerrando definitivamente en el año 1.956.Más de 2.000 obreros trabajaron en sus minas, y el pueblo tenía todos los servicios necesarios. Cuando la explotación cerró, el pueblo entero fue demolido, dejando su iglesia en pie.
Iglesia del Barrio de las Minas.
Uno de sus bienes más preciados tiene que ver con su gran pasado geológico, cargados de fósiles, destacando ranas fosilizadas en un gran estado de conservación.
Dejando atrás las ruinas del pueblo y su iglesia, la ruta me guía hacia unos lugares, que hacen de la ruta, lo más destacable de la misma. Las casas cueva, me recuerda a La Comarca donde vivían los hobbies del Señor de los Anillos. Numerosas casas cuevas a lo largo de la montaña, surgen a cada paso que doy. Hay unas cuantas, muchas de ellas visitables y abiertas para tod@s.Cada cual distinta, con nombres de las personas que las erigieron, su interior con varias habitaciones, te descubre sus antiguas costumbres, cargadas de los objetos cotidianos que usaban en el día a día. Hay un cuaderno en cada una de ellas, para que sus visitantes puedan dejar un mensaje, una frase de su paso por las mismas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Ruta a las casa-cuevas.
Panorámica del entorno.
Después de adentrarme en casi todas, asciendo por la pista para contemplar el paisaje natural del entorno y sus valles contiguos.
Una ruta ilustrativa, con su propio encanto, que bien merece una visita.