miércoles, 13 de diciembre de 2017

- Selva de Estubeny

Track de la ruta.
Panel Ilustrativo de Estubeny.



La Cabrentá o Selva de Estubeny, un lugar paradisiaco, para perderse y relajarse por cada uno de sus rincones, que os va a dejar asombrados.
Arboles de grandes dimensiones de llidoner,  Laureles que superan los 12 m, formaciones geológicas como estalactitas al aire libre, y una vegetación abundante, que te transporta a tiempos muy remotos. Me ha llamado bastante la atención, este recóndito paraje…una selva sacada de tiempos prehistóricos, sacada del Jurásico…Te sumerges por la misma, y es una maravilla anclada en el tiempo. Me ha molado mucho este lugar, increíble.
Plantas trepadoras, como la Hiedra, así como plantas protegidas por su rareza, estrechos desfiladeros…ufff una pasada para los sentidos.
La disfrute en solitario, en horas tempranas con la frialdad de la mañana…el pavimento y la senda helada, y un gran manto de hojas caídas cubriendo el lugar.
Una Atmosfera invernal casi, donde el silencio embriaga el lugar, solo mis pasos, el crujir de las ramas al pisar, el vaho al respirar, forma parte de mi paisaje al caminar.
Y comienzo casi a las afueras del pueblo de Estubeny, dejando el vehículo en una de sus calles.
Si nos fijamos bien, hay un cartel ilustrativo de la ruta y postes que indican el camino a seguir a la Cabrentá, sobrenombre que se aplica a la Selva de Estubeny. Varias fincas, terrazas cargados de naranjos es lo primero que se observa.
Se deja por asfalto primero el pueblo atrás, para proseguir por senda hacia el río Sellent.
Se desciende hacia una pista asfalta, por la que se sigue paralelo al río y bordeando el pueblo de Estubeny, hay varios carteles ilustrativos del entorno.
Comienzo de la ruta.
Descendiendo hacia la ribera del río, por las terrazas de naranjos.
Llegado a un desvío, hay dos opciones, para mí la mejor es seguir bajando.
Un descenso por escalones de piedra hacia el interior del monte.
Para seguir por senda, hacia la ribera del río
Una pista asfaltada, bordea Estubeny y va en paralelo al Río Sellent.
Y comenzamos, Selva de Estubeny.
He llegado a una escalinata de piedra, que asciende hacia la pared rocosa con dos pequeñas cuevas, donde una pequeña senda se introduce hacia el interior de la selva. A partir de ahí, os dejo volar la imaginación, os va a sorprender seguro.
Subid y seguid el camino, a todo un paraje por descubrir.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Entrad sin miedo, que empieza lo bueno.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
 Al salir de la selva, se sigue de nuevo por la pista asfaltada, hacia el pueblo de Estubeny.
Río Sellent.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Estubeny.
Buena helada ha caído.
A pesar de la frialdad del entorno, me ha encantado este lugar, ideal para muchas cosas y convencido estoy que os va a dejar un bonito recuerdo. Visitadlo, muy recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario