martes, 29 de agosto de 2017

- Selva de Oza



Track de la ruta.
Info del Valle de Echo/Hecho.



Me he cruzado a Huesca, para dormir en Hecho/Echo, para adentrarme en los Valles Occidentales pirenaicos.
La Selva de Oza, me ha molado mucho qué maravilla de la naturaleza, y como solo tengo un día para disfrutarla he unido tres rutas, para aprovechar bien el tiempo.
Grandes bosques de Abetos, Pinos, Hayas, así como de Tejos, Abedules y Arces, muy frondosos y tupidos, cargados de una gran flora, predominando el Boj.
Se puede encontrar una variada fauna, desde hurones, sarrios, jabalíes, tejones, zorros, ardillas y Osos…(No me encontré con ninguno, solo a una persona en una de las rutas)
Durante mi caminar, por la mañana, la mayoría de la gente estaba por los alrededores de las aéreas recreativas, por el interior del monte, por la selva solo aún hombre, con quien hable un ratito sobre un desvío de la ruta, pero aunque el día no acompaña (Llovió buena parte de la mañana, con rachas fuertes), la incesante lluvia apenas se notaba entre la tupida vegetación.
Ganas tenía de conocer esta selva, siempre perdido por las cumbres, estuve cerca cuando ascendí a La Mesa de los Tres Reyes, y me quede con ganas de adentrarme por el Valle de Hecho y sus grandes bosques.
Espectacular, tanto esta Selva como la de Irati, son unos lugares preciosos de nuestra península, que hay que visitar una vez en la vida, increíble…uff…. Porque no he venido antes?
Me quedo pasando el día en un hostal de Echo,, un encantador pueblo que en tiempos muy lejanos, allá por el siglo X, fue la cuna del condado de Aragón. Me he acercado a la oficina de turismo, para informarme con detalle, de los alrededores, del Valle de Echo y de la Selva de Oza. Te entregan un plano topográfico, bastante bueno de toda la zona, como de los valles occidentales, entre otras cosas por la insistencia que desde la organización Montaña segura de Aragón, quiere dar a conocer a todos sus visitantes.
Es importante, empaparse bien de toda información que pueda ser útil, al realizar cualquier ruta y más, si cabe si no se conoce.
Muchas veces las realizo en solitario, y cuanto más informado vayas mejor, de hecho no llevo solo un GPS llevo dos, uno de emergencia en la mochila, aparte del mapa del entorno y la brújula, pilas de repuesto, frontal… importante también una batería de carga, tipo powerbank externa, cuanto más amperaje tenga mejor, y más podrás recargar el móvil por ejemplo.
Cuanto más equipado vayas mejor.
Mis tres rutas son las siguientes, la primera parte desde el Puente de Oza hasta el Puente de Sacaredo, la siguiente por la Senda de los Ganchos hacia la Boca del Infierno retornando por la ruta de la Calzada Romana hacia el Puente de Sacadero.
Las rutas transcurren por senda, cómodas en los tramos de Puente de Oza y la Calzada Romana, la Senda de los Ganchos es el peor trazado, una senda con varios desniveles, mucho pedregal y raíces, que te ponen la zancadilla si no estás atento, y más duro para los pies y las piernas.
De hecho, me dirijo por carretera hacia el área recreativa del Puente de Oza, que tal la carretera brutal no?  Estrecha por un desfiladero muy guapo, con túneles en la roca y sí, tuve que maniobrar para dejar paso a los que venían de frente.
Aparcar no fue complicado, hay bastantes sitios. No me entretengo mucho y empiezo a tirar por la ruta que sale desde el puente de Oza hacia el Puente del Sacadero, por el Gr11.1 que comparte la ruta de ascenso al Castillo D´Archer.
Llueve bastante, pero casi ni te enteras, me embriaga este lugar, con sus formas y colores, es alucinante, pienso.
Dejando atrás un parque de aventuras, te adentras en la selva, uf… que guapo.
Una parada en el tiempo, hacia el Barranco.

Zona del area recreativa del Puente de Oza.

Zona del area recreativa del Puente de Oza.

Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Según voy avanzando, te sorprende cada rincón que vas descubriendo, la lluvia entre las hojas, alguna que otra gota que te cae encima, rompe el silencio que hay en el interior de la selva.
Para mí el  tramo más hermoso, en recorrer. 
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.

Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.

Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.

Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.

Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Ruta del Puente de Oza al Puente del Sacadero, por el GR.
Llegado al Puente de Sacadero, una buena campa me sale al paso, con el río Aragón. Me adentro de nuevo por el bosque, por senda señalizada, la del Gancho. Una ruta más abrupta, bonita de andar pero más dura en recorrer. Paralela al Barranco de la Boca del Infierno, es un continuo sube-baja, por una senda de raíces y más pedregosa.
Cruzo un puente metálico, para descender y llegar por camino a un desvío que lleva al Refugio del Gabardito o a la Calzada Romana.
Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.

Ruta por la Senda del Gancho.
Ruta por la Senda del Gancho.
Mi siguiente ruta por la Calzada Romana, por la vertiente contraria al río Aragón, transcurre una parte por la Calzada, más cómoda para andar y relajante, con vistas al valle.
Prosigo por la ruta y un descenso me deja de nuevo en el Puente de Sacaredo, me tumbo un buen rato y descanso, en esta breve parada donde el Sol comienza a relucir. 
Ruta de la Calzada Romana.

Ruta de la Calzada Romana.

Ruta de la Calzada Romana.

Ruta de la Calzada Romana.

Ruta de la Calzada Romana.

Ruta de la Calzada Romana.

Ruta de la Calzada Romana.
Ruta de la Calzada Romana.
Ruta de la Calzada Romana.
Llegando al Puente del Sacadero.
Un buen descanso, que no me lo quiten.
Le echo un vistazo a track del GPS, y veo y me sorprende a la vez, que el retorno del mismo me lleva por carretera al Puente de Oza, por un lado más cómodo pero para mí más inseguro.
Por lo cual cruzo el puente, y retrocedo hacia el Puente de Oza, entre la selva disfrutando del momento.
Un buen pateo, para conocer la Selva de Oza y el Valle de Hecho/Echo, un entorno natural muy recomendable.







2 comentarios:

  1. Otra de mis asignaturas pendientes. Vaya lugar más emocionante... y eso que las fotos, que aunque son buenas, nunca reflejan todo lo vivido... es imposible.
    Hay tantos sitios hermosos en la península Ibérica, que falta tiempo. La próxima vez que acudamos a la llamada pirenaica, que es intermitente, procuraremos recalar por aquí.
    Este año, pasando por Guadalajara, nos entraron ganas de hacer algo por allí, pues también es desconocida para nosotros esa provincia... pero en agosto... es difícil.
    Un abrazo, y muchas gracias por esta entrada. Es genial.

    ResponderEliminar
  2. De nada Fran, ufff hay tantos y tantos sitios que ver y aventurarse.La Selva de Oza, os va a encantar seguro.Y Guadalajara, sobre todo hacia el ALto Tajo y Cuenca, hay rutas que para mí son imprescindibles.
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar