miércoles, 24 de mayo de 2017

- Senda de las esculturas y cascada de Batán

Track de la ruta.



Una ruta sorprendente, donde las haya, es esta ruta de las esculturas, todo un acierto, recomendable para tod@s. La descubrí por casualidad, revisando topográficos de la provincia de Albacete.
La combinación del arte con la naturaleza, que hará las delicias de los más pequeños y no tan pequeños. El ascenso a la cascada de Batán es otro cantar, pero es otra ruta diferente y que comienza casi al final de la de las esculturas.
Hay unas 60 esculturas, de diferentes tamaños y motivos, realizados por escultores de diferentes provincias, donde también se llevan a cabo talleres de actividades para los más pequeños.
Para comenzar la ruta, hay que adentrarse por el pueblo de Bogarra, que merece la pena conocer, por su historia, cultura, gentes…y dirigirse por las calles hacia el puente, que cruza el río Bogarra. A los pies del puente hay otras rutas para conocer su entorno, pero la que me ocupa en este espacio y la que quiero daros a conocer, comienza justo al otro lado del puente.
Por Bogarra.
Puente sobre el río Bogarra.
Y al margen derecho, una vez cruzado el puente empieza mi andadura, por una ruta bien indicada, con varios carteles informativos y a lo largo de la misma.
Un camino paralelo al río de Bogarra, con vistas al pueblo me introduce primero por el bosque de ribera del mismo, rico en colorido y de gran belleza natural. Al paso en los laterales del camino, surgen de la roca representaciones talladas de motivos diferentes, integradas en la naturaleza. Muchas me encontré en mi caminar, por un camino agradable de recorrer, hacia el Batán. Una ruta conocida también como la Caz del Molino, donde la mirada se pierde por la Hoz que el río forma moldeando la roca…el valle.
Comienzo de la ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas, viejos temores enterrados.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.Bogarra.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.Vayas donde vayas,siempre tendrás una puerta abierta.
Ruta de las Esculturas.Viejos demonios de miedos infundados.
Ruta de las Esculturas.Los Duendes... las Esfinges... que saben leer el alma de quien las visitan.
Ruta de las Esculturas.Visteme despacio, pues no tengo prisa...
Ruta de las Esculturas.Los enamorados, aunque cuando busques el amor, no busques la belleza, busca el corazón que es lo que interesa....
Ruta de las Esculturas.Monstruos que gritan, bajo el calor de las conciencias limpias.
Ruta de las Esculturas.La belleza oculta...
Llegado casi a su final, en el cercano mirador de las hoces, un sendero se desvía hacia el Batán para contemplar sus cascadas, la senda de las esculturas sigue camino adelante hacia su río.
Aquí me desvío, para ascender el brusco y serpenteante sendero para contemplar las cascadas.
La primera parte del mismo, coge bastante desnivel para continuar por la cota superior del valle hacia el Batán. Un camino más amplio y cómodo de recorrer, prosigue hacia las cascadas. En un momento dado, otro camino desciende hacia los prados por los que introducirse hacia las cascadas, pero yo sigo recto por el principal hasta llegar a una pista de tierra.
Esta opción me lleva a contemplar unos saltos de agua, y bordear la cascada por la vertiente contraria, con una perspectiva más espectacular de la misma.
Sin embargo este trazado no lo recomendaría a nadie, que no esté capacitada para descender un tramo bastante vertical por traza de senda, muy resbaladiza y donde hay tramos que hay que bajar sentado y agarrado a la maleza, para descender.
La cascada de más de 25 m de altura, encajada entre las rocas es espectacular, y a pesar de no bajar con bastante agua ha merecido la pena conocerla.
Una mirada hacia la Hoz de Bogarra.
Por estrecha senda hacia el Batán.
Dejando la senda atrás, un camino por el denso bosque del valle me lleva a las cascadas.
Dejando atrás uno de los descensos, hacia la base de la cascada.
Cascada de Batán.
Retorno nuevamente, por el camino hasta el desvío de la senda de las esculturas.
Continuo por la misma, para descender primero y contemplar las ultimas que hay antes de llegar a la ribera del río.
De regreso a la senda de las esculturas, donde las palabras no se las lleva el viento.
Ruta de las Esculturas.El Ojo que todo lo ve.
Ruta de las Esculturas.
Ruta de las Esculturas.
La misma continua por una ruta con marcas rojas, que termina a la orilla del río.
Desde luego, uno nunca sabe lo que va a descubrir, pequeños rincones escondidos que tiene su propio encanto natural, y donde el arte y la naturaleza se mezclan.Finalizando con una frase, de esas películas, que fascinan por sus historias, apropiada para estas esculturas, inmóviles pero que nos hacen sentir algo más... "Sólo lo inanimado puede parecer tan lleno de vida" 
~ Un Atlas en las nubes ~
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario