miércoles, 13 de diciembre de 2017

- Selva de Estubeny

Track de la ruta.
Panel Ilustrativo de Estubeny.



La Cabrentá o Selva de Estubeny, un lugar paradisiaco, para perderse y relajarse por cada uno de sus rincones, que os va a dejar asombrados.
Arboles de grandes dimensiones de llidoner,  Laureles que superan los 12 m, formaciones geológicas como estalactitas al aire libre, y una vegetación abundante, que te transporta a tiempos muy remotos. Me ha llamado bastante la atención, este recóndito paraje…una selva sacada de tiempos prehistóricos, sacada del Jurásico…Te sumerges por la misma, y es una maravilla anclada en el tiempo. Me ha molado mucho este lugar, increíble.
Plantas trepadoras, como la Hiedra, así como plantas protegidas por su rareza, estrechos desfiladeros…ufff una pasada para los sentidos.
La disfrute en solitario, en horas tempranas con la frialdad de la mañana…el pavimento y la senda helada, y un gran manto de hojas caídas cubriendo el lugar.
Una Atmosfera invernal casi, donde el silencio embriaga el lugar, solo mis pasos, el crujir de las ramas al pisar, el vaho al respirar, forma parte de mi paisaje al caminar.
Y comienzo casi a las afueras del pueblo de Estubeny, dejando el vehículo en una de sus calles.
Si nos fijamos bien, hay un cartel ilustrativo de la ruta y postes que indican el camino a seguir a la Cabrentá, sobrenombre que se aplica a la Selva de Estubeny. Varias fincas, terrazas cargados de naranjos es lo primero que se observa.
Se deja por asfalto primero el pueblo atrás, para proseguir por senda hacia el río Sellent.
Se desciende hacia una pista asfalta, por la que se sigue paralelo al río y bordeando el pueblo de Estubeny, hay varios carteles ilustrativos del entorno.
Comienzo de la ruta.
Descendiendo hacia la ribera del río, por las terrazas de naranjos.
Llegado a un desvío, hay dos opciones, para mí la mejor es seguir bajando.
Un descenso por escalones de piedra hacia el interior del monte.
Para seguir por senda, hacia la ribera del río
Una pista asfaltada, bordea Estubeny y va en paralelo al Río Sellent.
Y comenzamos, Selva de Estubeny.
He llegado a una escalinata de piedra, que asciende hacia la pared rocosa con dos pequeñas cuevas, donde una pequeña senda se introduce hacia el interior de la selva. A partir de ahí, os dejo volar la imaginación, os va a sorprender seguro.
Subid y seguid el camino, a todo un paraje por descubrir.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Entrad sin miedo, que empieza lo bueno.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Ruta de la Selva de Estubeny.
 Al salir de la selva, se sigue de nuevo por la pista asfaltada, hacia el pueblo de Estubeny.
Río Sellent.
Ruta de la Selva de Estubeny.
Estubeny.
Buena helada ha caído.
A pesar de la frialdad del entorno, me ha encantado este lugar, ideal para muchas cosas y convencido estoy que os va a dejar un bonito recuerdo. Visitadlo, muy recomendable.



martes, 12 de diciembre de 2017

- Ruta del Río Bohilgues, Ademuz.


Track de la ruta.
Info de la Ruta.




De regreso por la comunidad valenciana, y durante estos días, iré subiendo varios artículos de varias rutas que estuve realizando por allí, y que me quedaron pendientes el pasado año.
Y mi primera de ellas es, esta increíble ruta, por el margen fluvial del río Bohilgues, al Noroeste de la provincia Valenciana, cercana a las provincias de Teruel y Cuenca conocida como el Rincón de Ademuz.
Dejando atrás Cuenca, por la N-420 en dirección a los pueblos de Cañete, Salinas de Manzano se disfruta de unos agradables rincones serranos, con restos de nieve en el puerto de Hontanar. Llegado a Ademuz, se prosigue por la N-330ª bordeando el pueblo, paralelo al río Turia, y antes de salir del mismo, al cruzar el puente sobre el río Bohilgues, a la derecha hay un desvío hacia la Hoz, donde dejar el vehículo fácilmente.
Justo donde da comienzo la ruta.
Mi primer acercamiento, me lleva al cercano Molino de la Villa, donde hay un centro de interpretación del agua. Dejando el mismo atrás se cruza un puente  sobre el río, para proseguir paralelo al mismo hacia el sendero de la Hoz.
Hay carteles indicativos del entorno y de la ruta, con las marcas del PR.
La senda muy marcada, me va acercando a la Hoz, por el margen fluvial del río muy rico en vegetación de ribera, a estas horas tempranas la frialdad se hace notable en los alrededores. La hojas caídas, se muestran blanquecinas en varios tramos, unas heladas intensas, que por el interior de la Hoz a la sombría de las paredes rocosas, se hace notar bastante.
Comienzo de la ruta.
Molino de la Villa, Ademuz.
Hacia Vallanca, por el PR 131.6
El agua brota a raudales, bajo los chupitos de hielo.
La ruta siempre paralela, al río.
El tramo más espectacular, transcurre por 2 km por la estrechez del desfiladero, con varias cascadas y saltos del río. El lecho del mismo, está formado por materiales de caliza de la época Jurásica y Cretácica, formando unos relieves interesantes por sus fallas y pliegues.
Hoy va a ser un buen día, pensaba mientras me encaminaba hacia Vallanca por el entorno de la Hoz, donde la frialdad enfrían  mis manos, un colorido rojo intenso, donde las tengo que mover y frotar, en ocasiones.
Mira que llevo los guantes, 2 pares a falta de uno en la mochila, pero no me apetece pararme en estos momentos, solo caminar, escuchar el rumor del agua, el despertar de algún que otro pájaro, de la flora…nada más se oye. De vez en cuando saco mi cámara, para captar alguna que otra instantánea, me gusta el lugar…Sí
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Una mirada hacia Ademuz.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Hay varios carteles informativos, sobre la Fauna, Flora, Geología…algunos ya deteriorados, por el tiempo y el descuido. 
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
La hoz, queda atrás y el Sol me hace entrar en calor, se asciende poco a poco, hasta alcanzar la cota superior del desfiladero. La senda, me lleva al camino que lleva a Vallanca, paralelo siempre al río. Llegado a Vallanca, otro viejo molino sale al paso. Las calles, ya empiezan a vestirse del manto navideño, ahora solo queda desandar lo andado y retornar a Ademuz.

Hacia la Hoz, desde arriba.
Ruta del Río Bohilgues.
Ruta del Río Bohilgues.
Llegando a Vallanca.
Una ruta agradable de reocrrer, llena de sensaciones y muy recomendable en visitar.