martes, 16 de agosto de 2016

- Pasarelas del Montfalco y desfiladero del Congost de MontRebei.




Track de la ruta.

Esta ruta es espectacular mires por donde la mires. De las mejores que hay en la península, y de las que hay que recorrer por lo menos una vez en la vida.
Se puede llevar a cabo en dos tramos, por ejemplo, un día las pasarelas del Montfalco y otro el desfiladero de MontRebei.
O llevarla a cabo de manera Lineal de un extremo a otro,  o realizar la mayor parte de la misma ida y vuelta.
Hagáis como la hagáis, os va a encantar. La misma forma una frontera natural entre Aragón y Cataluña, por escarpados desfiladeros forjados por el tiempo y el río Noguera Ribagorzana.
De ambiente mediterráneo de encinares, robles y pinares en un entorno donde las aves rapaces, dominan sus cielos entre los escarpes calcáreos de las enormes paredes.
El origen de mi ruta toma la dirección del municipio de Viacamp (Huesca).Y es al inicio de la misma, donde hay una oficina de turismo, para comenzar esa primera toma de contacto, de las diferentes actividades que se desarrollan por la serranía.
Al lado de la oficina de turismo, hay que tomar una carretera primero, para proseguir por pista de tierra (15 km aprx) en buen estado en buena parte de su recorrido, hasta el Albergue del Montfalco.
Dirección a seguir al lado de la oficina de turismo de Viacamp.

Por la pista de tierra.
En sus alrededores dejo el vehículo,  y comienzo mi andadura por un sendero bien indicado, que desciende bruscamente. Un trazado abrupto, que serpentea entre el bosque mediterráneo hacia la Fuente del Montfalco. Es recomendable ir bien provistos de agua, ya que en esta estación del año, aprieta bien el Sol y el calor se acumula de sobremanera por el entorno.
Dejando la fuente atrás, la senda sigue su descenso hacia el embalse de Canelles.
A partir de aquí comienza un primer tramo aéreo, atraves de pasarelas de madera, que ascienden enclavadas en la pared vertical, salvando el primer murallón rocoso.
Desde arriba, se distingue al fondo el desfiladero del Congost, y un suave descenso, me lleva a encaramarme, con el segundo e imponente murallón, donde las pasarelas zigzaguean donde la mirada se pierde. Ambas pasarelas son bastante seguras, con el inconveniente de la altura y sensación de vacío que dan, y la estrechez que la mismas forman con la pared.
Comienzo de la ruta.

La primera parte de la ruta transita entre la flora meditérranea.

La Fuente del Montfalco.

Llegando al entorno del embalse.

Primer tramo vertical de pasarelas.

Primer tramo vertical de pasarelas.

Primer tramo vertical de pasarelas.

Un nuevo descenso, lleva al segundo tramo más vertical de pasarelas.

Hacia el segundo tramo vertical.
Segundo tramo vertical de pasarelas, que salva 50 m de altura.
Segundo tramo vertical de pasarelas.
Segundo tramo vertical de pasarelas.
Llegado arriba, un nuevo y abrupto descenso por sendero, entre lajas de rocas me lleva a pie del Puente Colgante, que da paso al Congost ya en tierras Catalanas. La ruta por el desfiladero es estrecha, entre paredes verticales de 500 m, con la belleza del embalse entre sus paredes.

Hacia el Congost de MontRebei.

Puente colgante, sobre el embalse de Canelles.

Congost de MontRebei.

Congost de MontRebei.

Congost de MontRebei.

Congost de MontRebei.
Congost de MontRebei.
Congost de MontRebei.
Congost de MontRebei.
Congost de MontRebei.
Congost de MontRebei.
Congost de MontRebei.
A la salida del mismo el desfiladero se abre, cruzando otro puente colgante el de Sant Jaume en dirección al aparcamiento de la Masieta, por terrenos de cultivo y pastizal.
Mi caminar termina antes, ya en el segundo puente retornando mi ruta hacia el Albergue y repitiendo una gran ruta, por la que disfrute muchísimo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario