domingo, 28 de febrero de 2016

- Pico Vicente Invernal, Puerto de Marchés y Puerto del Robledillo.


Track de la ruta.



Nos hemos dirigido a los Montes de Toledo, a la localidad de las Navillas. Nos ha sorprendido ver los montes nevados algo inesperado.
Dejamos el vehículo, en las inmediaciones del Pozo Hidráulico, en unas eras que se cubren de
Azafrán Silvestre en primavera.
Hacia los Montes de Toledo, desde Las Navillas.
Un amplio camino, que comparte la ruta circular hacia San Pablo de los Montes, nos va a permitir el ascenso al Puerto de Marchés por la ruta C-1, a escasos 5 Km.
Es un ascenso suave,  cercanos a los 400 m de desnivel. La ruta va paralela al arroyo Real, a nuestro paso destacan las encinas, Robles y Jaras. Dejamos a un lado el camino que viene del Puerto del Robledillo, por el cual descenderemos. Nuestro caminar nos lleva a la Fuente de la Canaleja. Es una fuente muy concurrida, los vecinos de los pueblos ribereños acuden a llenar varias garrafas, por una característica que la hacen muy especial. Sus aguas de mineralización débil, ideal para dietas bajas en Sodio y con una concentración de Bicarbonato, Calcio y Magnesio, produce un proceso conocido como diuresis, eficaz para la prevención y eliminación de los cálculos renales.
Por el camino hacia el Puerto de Marchés.

Primeros manchones de nieve por la ruta.

Fuente de la Canaleja.
Llegados al Puerto de Marchés a 1.294 m, descansamos por los alrededores, contemplando el complicado ascenso hacia la cuerda cimera. El lugar en sí, está repleto de historias, pasó obligado hacia las tierras extremeñas y andaluzas en épocas remotas, se convirtió en el lugar preferido de los Golfines, un grupo bandolero que asaltaban en el siglo XII, a los viandantes que por allí pasaban. Los pueblos ribereños, se unieron en grupos y cogieron a los bandoleros, donde les ajusticiaban atados a los árboles, en el puerto.
Vamos ascendiendo por el camino en una estampa de un invierno tardío.

Las Jaras cubren el lugar.

En el Puerto de Marchés.
La ruta de ascenso es por un estrecho sendero, también hay un camino de uso privado a través de una finca cerrada.
El sendero asciende paralelo al vallado, su orografía en el terreno se difumina con el paso del tiempo y cada vez más las Jaras y la maleza lo van cubriendo. Hay un tramo bastante cerrado, y se nos hace más pesado ir avanzando. Las Jaras cubiertas por la nieve, nos cala por completo.
Hacia el Cerro Lagunillas, desde el Puerto.

El sendero se pierde entre las Jaras.

Nos vamos a poner finos de nieve hoy.
Dejamos atrás el Cerro Lagunillas, para ir progresando con cuidado por canchales de rocas, cuyo granito cubierto de nieve polvo, las hacen muy resbaladizas. Hay un cresterío delicado, y tenemos que descenderlo para bordearlo y seguir avanzado hasta la cercana cima.
Desde la cima, se contempla una amplia panorámica en todas las direcciones. Nuestra mirada se pierde en el infinito, entre las serranías del lugar.
Terminando la primera parte del ascenso hacia el Cerro Lagunillas.

Continuamos hacia el Pico Vicente.

Hacia el Pico Vicente.

Hay varios tramos de rocas, donde hay que tener más cuidado.




Llegando a la cima.
Cima del Pico Vicente.
Vistas desde la cima.
Vistas desde la cima.
Hacia el cortafuegos.


Vamos a descender Sur, hacia un cortafuegos que termina en la pista principal, que lleva al Puerto de Marchés, hacia el Porche de CabraHigos.Aquí nos quedaríamos comiendo en sus alrededores. Seguimos ahora por una amplia y cómoda pista hacia el Puerto de Marchés, el cual dejamos a un lado para continuar al siguiente puerto, el del Robledillo.
Descendiendo por el cortafuegos.

En las cercanías del Porche de CabraHigos.

Dejando atrás el Puerto de Marchés, continuamos hacia el Robledillo.
En lo alto del puerto, nos topamos con una carretera que lleva al pueblo de San Pablo de los Montes, destacando un conjunto de antenas de telefonía en un cercano cerro.
Puerto del Robledillo.
 Seguimos por camino, descendiendo hacia la ruta principal de las Navillas.


El camino desemboca en la ruta del Puerto de Marchés-Las Navillas.

5 comentarios:

  1. Preciosa ruta, estuvimos hace tiempo en el Rocigalgo y las Tejadillas y es una zona que me impactó bastante, en medio de la seca meseta esos bosques de robles y encinas, esos arroyos y cascadas, en definitiva, un oasis en medio del desierto...

    ResponderEliminar
  2. Preciosa ruta, estuvimos hace tiempo en el Rocigalgo y las Tejadillas y es una zona que me impactó bastante, en medio de la seca meseta esos bosques de robles y encinas, esos arroyos y cascadas, en definitiva, un oasis en medio del desierto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rubén, me alegra que te guste la ruta.El cercano parque de Cabañeros con su cumbre el Rocigalgo, es un paraje natural grandioso, me gusto bastante.Aqui nos ha llamado la atención el contraste de la serranía nevada, con el verdor del enorme valle hacia la Retuerta del Bullaque y el embalse.Hay unos conocidos baños termales así como un balneario a pie de la montañas, el Baneario del Robledillo ideal para relajarse, y con unas grandes vistas.

      Eliminar
  3. Hola Richi, no conozco esa zona, pero parece interesante. Toda una suerte haberla coincidido con un manto blanco invernal... desde luego.
    Un abrazo, y te sigo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Fran, me alegro que te guste.Lo que yo tengo ganas es de bajar para tu tierra.Tengo varias ascensiones y rutas por el Sur, a ver si coíncidimos un día, ya te aviso.

    ResponderEliminar