sábado, 12 de diciembre de 2015

- Cascadas del Purgatorio.

Datos de la ruta.
Track de la ruta.
Escala MIDE.
Panel informativo de las Cascadas.

Esta es una ruta clásica de la serranía madrileña, fácil y recomendable para tod@s.
Para comenzar su recorrido hay que dirigirse al Monasterio del Paular, por la M-604 que va desde Rascafría al Puerto de Cotos.Hay un aparcamiento bastante amplio en las inmediaciones del monasterio.
Hoy el día discurre bajo una estampa que huele a invierno, frío con nubes y claros.Ideal para caminar.Saliendo del monasterio, se cruza la carretera para desviarse a un lugar con historia, el puente del Perdón.
El puente data, de la primera mitad del siglo XVIII.Y facilitaba en tránsito desde el monasterio a un Molino de papel.Fue restaurado a finales del siglo XX.Históricamente, emplazado sobre el puente original de época medieval, en el mismo se aplica una justicia regida por los señores de la zona.Si la sentencia era de inocencia se le perdonaba, pero si le declaraban culpable, los prisioneros les encaminaban hacia las cercanías del mismo para ahorcarlos.
Puente del Perdón.
Dejando el puente atrás, por el antiguo camino de Madrid.Se remonta primero por asfalto, dejando a un lado el Albergue Juvenil de los Batanes, para llegar a 500 m aprx a un lugar, cuyos veraneos se llena por completo, Las Presillas.Una amplia zona recreativa, donde refrescarse en las diferentes presas del lugar.
Hacia las Presillas.
Área recreativa de las Presillas del Paular.
La ruta continua por pista, y hay varios postes en el recorrido que van indicando la dirección a las cascadas.
La vegetación abunda de pinares mixtos,sauces,robles, y una variada flora de ribera.El Otoño, va llegando a su fin, y ya la arboleda, desnuda y desprovista de su hoja, le den un toque fantasmal y triste.Solo el murmullo del arroyo Aguilón, resuena en este singular paraje.
De vez en cuando me cruzo con alguna que otra persona, parejas y familias, al igual que yo, atraídas por la belleza del lugar.Cruzando el puente de madera, sobre el arroyo, quedan 1,5 km aprx, por senda hacia las cascadas.Pequeños saltos de agua, salen al paso y poco a poco la ruta se encajona más.La parte final de la misma, es más abrupta, y caminando entre las rocas, dan paso a un estrecho rocoso, que terminan en un mirador hacia las Cascadas del Purgatorio.Quizás un lugar donde purgar y purificar mi alma? no sé, solo sé que el solo echo de llegar hasta aquí, ha merecido la pena.
El arroyo Aguilón.
Cruzando el puente sobre el arroyo, se deja el camino para tomar un poco más arriba un sendero hacia las cascadas.
El arroyo transcurre por varios saltos, algunos más altos que otros.
Hay pequeños pasos de madera, que sortean pequeñas chorreras entre los pinares.
La ultima parte, es un paso estrecho enclavado en las rocas.
En la Cascada del Purgatorio.
La ruta normal suele realizarse de manera lineal, yo me desvié para recorrer una parte de la misma por la vertiente contraria al arroyo, menos transitable.De echo en ese tramo no me encontré a nadie.La pista termina en la ruta normal, por un antiguo recorrido.
De regreso por una ruta alternativa, dejando atrás una cancela.
Por el robledal, llegando a la ruta normal.
 Es un paraje hermoso, que en primavera muestra todo su esplendor, y que os recomendaría visitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario