domingo, 25 de octubre de 2015

- Peña del Aguila y La Lastra.

Datos de la ruta.
Track de la ruta.
Escala MIDE.

Me he acercado a Santa María de la Alameda, y realizar una ruta semicircular hacia la Peña del Águila y su mirador, a los escasos restos de la Guerra civil, que aún quedan y terminar visitando los restos de un curioso pueblo, La Lastra.
Comienzo mi andadura a la salida del pueblo, dirección a la provincia de Ávila, en las cercanías  de un área deportiva.Hay un cartel, que indica la ruta hacia el mirador.
Asciendo por una calle, dejando un hotel a un lado, para enlazar por pista y balizada con postes, hacia el mirador de la Peña del Águila, escasos 2,5 km.Hay algunos restos por los alrededores del frente, pero muy desgastados.Llegado al Mirador, si el día acompaña se pueden observar una amplia panorámica bastante buena de la sierra de Gredos, la Mira, el Almanzor, etc...
y también el pueblo de las Navas del Marqués.La ruta transcurre hacia el mirador y por el camino que lleva a la Lastra.Continuo por sendero mi recorrido, hacia una una zona conocida como Navasantero, con vistas al pequeño pueblo del Hoyo de la Guija, por donde se bordea una gran nave industrial, y llegar a la carretera que lleva a la Alameda.
Comienzo de la ruta.

La primera parte por pista cementada.

Dejando la pista cementada, se continua por camino.

Llegando a la Peña del Águila, en la ruta hay varios postes que balizan el recorrido.

Peña del Águila.

Mirador de Gredos y del municipio de las Navas del Márques.
Desde aquí por carretera continuo hacia el pueblo, y a la vista se tiene un camino que desciende a los restos del pueblo de la Lastra, adentrándose en el Prado de las Brujas.
Continuando mi caminar, se llega a una nave industrial, que bordeándola se desciende hacia la carretera.

Dejando la carretera, se baja por camino hacia el Prado de las Brujas.
Solo mis pasos y los susurros del viento y los pájaros, me acompañan por el interior de los restos del pueblo.
Un zarzal se me enreda en la pierna, como si quiera impedirme, adentrarme entre sus muros.Y que mejor forma de aventurarse, cuando se conoce la historia que sus piedras guardan en silencio:
La Lastra es un pueblo abandonado y solo quedan las ruinas de sus muros, algunas paredes y un pórtico.Se abandono completamente durante la guerra civil.Su pasado es turbio, gestado en la época medieval.Bañado en leyendas,todas ceñidas al arte de la brujería.En sus prados cercanos, cuenta que allí se reunían las brujas a celebrar aquelarres.
Los vecinos de los municipios aledaños, tenebrosos de estas reuniones, comenzarón a darlas caza.A las afueras grandes setas crecían, formando círculos a su alrededor, una prueba acusatoria de que en ese lugar se había realizado un aquelarre.Hoy se sabe, que la formación del crecimiento de este tipo de hongos, pueden formar los círculos.
Otro fenómeno que también se daba, eran los claros en los prados y donde nada crecía.Con el tiempo después de la desaparición de las brujas, comenzaron las historias de los fantasmas.
Apariciones, golpes en las puertas,etc... Destacando dos que avivaban, aún más en la vida de este extraño pueblo.La de una mujer anciana, que esperaba la visita de su hijo en su lecho de muerte, y que este desde la ciudad se despidió de ella por carta.
Desde entonces, su alma en pena y furiosa vaga por los alrededores.También la de otra mujer, acusada de licantropía, y que acecha a aquel que se acerca por el pueblo.

Llegando a La Lastra.

Recorriendo sus estrechas calles.

En La Lastra.
El paso del tiempo, va borrando no solo los restos de un pueblo antiguo sino también de las historias, que vagaron por sus muros.Hoy en día la naturaleza, con sus zarzales, la hiedra poco a poco va devorando, ocultando este singular lugar.
Regresando a SªMª de la Alameda, en la comarca de la Sierra Oeste.
El regreso, primero por el camino y luego por la carretera, conduce al inicio del recorrido.Una ruta corta, interesante, con alguna anécdota y por una zona de antiguas leyendas, que la hacen más misteriosa aún.


No hay comentarios:

Publicar un comentario