sábado, 5 de julio de 2014

- Cuerda Larga semi-nocturna.




Una de las travesías más conocidas de la sierra madrileña, es la cuerda larga.
Donde acuden en época estival, y con luna llena numerosos grupos de senderistas y montañeros, en realizar este ramal montañoso entre los Puertos de Navacerrada y de la Morcuera.Indistintamente por donde se empiece,completar la cuerda involucra dejar los vehículos en cada uno de los extremos del puerto, por norma general.
Es una ruta clásica, realizar la misma de manera nocturna.Aprovechando la tenue luz de la luna llena, y contemplando los municipios de la zona Norte como la ciudad de Madrid, iluminado bajo el cielo nocturno.
A pesar del escaso uso que se hace del frontal en esta marcha, es recomendable llevarlo sobre todo en algunas de las zonas,que hay que atravesar entre bloques de piedra y progresar con más cautela.
Nosotros la vamos a realizar semi-nocturna, una primera parte en el atardecer y ya en la cuerda, de manera nocturna.Voy a acompañar a varios compañeros del curro, para llevarlo a cabo, desde el Puerto de La Morcuera.
La primera parte de la ascensión hasta el collado de la Najarra, es una subida suave entre un estrecho sendero guiado con hitos, que en poco tiempo se alcanza sin dificultad el collado.
Dejando el Puerto de la Morcuera, comenzamos el ascenso hacia el collado de la Najarra.

Vistas hacia Madrid desde el collado de la Najarra.
Desde las inmediaciones de Asómate de Hoyos hacia las Torres de la Pedriza.
Progresando por la cuerda bajo el atardecer.
Bajos los últimos rayos del día.

Seguidamente se progresa por toda la cuerda, ascendiendo y descendiendo,numerosas cimas de manera gradual, el clásico rompe-piernas.Llegados al Cabeza de Hierro Mayor, nos quedamos a cenar en un sitio protegido del viento, y con unas agradables vistas nocturnas hacia Madrid.Descendiendo del Cabeza de Hierro Mayor, la aproximación a su hermano pequeño, es más delicada.Progresando entre los bloques graníticos y usando en alguna ocasión las manos en alguna trepada, se alcanza la cima de este.
También en su descenso procuraremos seguir con cuidado la ruta que nos acerca hacia al Cerro de Valdemartin, bajo la escasa visibilidad que hay bajo el cielo nocturno.
En la Cima del Cabeza de Hierro Mayor.

Madrid y alrededores, bajo el cielo nocturno.
Dejando atrás el Cabeza de Hierro Menor.
Una vez alcanzado la bola del Mundo, la llegada al Puerto de Navacerrada por sendero y una ancha pista, nos llevara más cómodamente al final de nuestra ruta.
Una manera distinta de conocer esta parte de la Sierra del Guadarrama, amena y entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario